Joven guardaparque sanjuanino que cuidará de hermosos paisajes de Formosa

Se recibió días antes de la cuarentena y espera ansioso el poder ir a su destino. Además, se dedica a la fotografía y ya ha logrado capturar imperdibles paisajes.

Álvaro Becerra es un joven sanjuanino que a sus 22 años espera ansioso por enfrentarse a uno de los paisajes más duros de la Argentina. Es que el 11 de marzo se recibió de Guardaparque Nacional y le dieron como destino la Reserva Natural Formosa.

Álvaro junto a sus compañeros, los nuevos Guardaparques Nacionales.

Arrancó con sus estudios en el 2016, apenas salió del secundario y el año pasado se recibió de Guardaparque Provincial, pero él apostó por más y tras capacitarse todo el 2019 en Córdoba, llegó este tan ansiado título.

Álvaro Becerra es un joven sanjuanino que a sus 22 años espera ansioso por afrontarse a uno de los paisajes más duros de la Argentina. Es que el 11 de marzo se recibió de Guardaparque Nacional y le dieron como destino la Reserva Natural Formosa.

Arrancó con sus estudios en el 2016, apenas salió del secundario y el año pasado se recibió de Guardaparque Provincial, pero él apostó por más y tras capacitarse todo el 2019 en Córdoba, llegó este tan ansiado título.

El joven sanjuanino vivió muchas experiencias de verdadera supervivencia durante sus prácticas.

«Tuvimos un año bastante intenso, de muchas prácticas. Nos dieron clases profesores de toda la Argentina. Tuvimos desde armas, náutica, manejo de herramientas, incendios forestales. En las prácticas me tocó el Parque Nacional Río Pilcomayo en Formosa, que es uno de los destinos que había pedido y si bien está en la misma provincia a la que iré ahora el paisaje es muy distinto», contó a Diario La Provincia SJ.

El Aguara guazu, un animal difícil de ver, pero que Álvaro capturó con su cámara en su estadía en Formosa el año pasado.

Todo esto ocurrió apenas días antes del brote de coronavirus, por lo que el plan de hacerse cargo de este nuevo puesto se puso en pausa por el momento ya que cerraron todos los parques nacionales.

«A mediados de marzo nos destinaron a cada uno a un parque nacional. El primero de abril nos teníamos que presentar cada uno en nuestros parques. A mí me tocó la Reserva Natural Formosa, que está en el extremo suroeste de Formosa. Es una zona con un clima bastante áspero y uno de los sectores más pobres de la Argentina. Allí estaré mínimo dos años y máximo cuatro. Me corresponden 20 días de vacaciones por año y además también puedo acumular francos así que volveré a San Juan un par de veces», agregó Álvaro.

Coati.

Esto quiere decir que pasará solo al menos dos años, conviviendo con la naturaleza y ayudando a preservar el lugar. «Tiene un centro operativo en el que hay una pareja de guardaparques y a mí me mandan a una seccional que queda a 10 kilómetros. Voy a estar viviendo completamente solo, la energía que tenga es por paneles solares, no hay casi señal ni internet por ahora, si llueve te quedás aislado porque los caminos son de tierra. Si bien voy a vivir solo, las actividades diarias se realizan en el centro operativo y estaré acompañado de brigadistas y guardaparques de apoyo que han vivido toda su vida en el sector. En mi casa no entienden mucho por qué elegí este destino, pero es un desafío personal», aseguró.

Lobito de río.

Pese a que las condiciones amedrentarían a más de uno, Álvaro tiene muy claro sus objetivos. «Tengo muchas ganas de ir y ver de qué se trata esta área que no conozco. Sé que hay corzuelas, osos hormigueros, aves muchísimas, el logo del parque es tatú carreta que es un animal bastante escaso. Viajo acompañado de mi cámara que me viene muy bien cuando estoy solo. Espero que la gente lo visite, es gratis», sentenció.

Yacaré.

Sin dudas, una carrera poco conocida, pero apasionante para quienes disfrutan de las maravillas de la naturaleza.

 

Fuente: Diario La Provincia SJ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *